Tu Carrito de compras
Cuando al final de la década de los sesenta la narrativa hispanoamericana alcanzó un prestigio mundial, se volvió la vista atrás en busca de sus “clásicos”. La figura gigantesca de Rulfo destacó inmediatamente. En 1955 aparece «Pedro Páramo». Novela gestada largamente por un escritor con fama de poco prolífico y que aunó la propia tradición narrativa hispanoamericana con los principales renovadores de la occidental: Joyce, Faulkner, Woolf... Novela rica, apasionante como pocas, que arrastra al lector del desconcierto a la sugestión. Esta edición ofrece el texto definitivo de «Pedro Páramo», corregido por la Fundación Juan Rulfo, incluye una nueva Introducción, varios Apéndices sobre variantes, cronología de la historia, anotaciones a los fragmentos y aclaraciones de Rulfo y un nuevo aparato de notas.

Ficha catalográfica


RULFO JUAN
    PEDRO PARAMO/—
   —(Colec. CATEDRA)
   
LC Dewey 

Autor




Videos relacionados



Notas relacionadas


Gabriela Damián Miravete
Acompañada por las inolvidables primeras líneas de Pedro Páramo, visité la exposición  El fotógrafo Juan Rulfo en el Museo Amparo de Puebla, una muestra curada por Andrew Dempsey y Víctor Jiménez en un proyecto organizado por Canopia para celebrar el centenario del nacimiento del autor. Ahí destacan, precisamente, un ejemplar de Caminos de México, la guía del viajero en la que Rulfo participó cuando trabajó para la compañía Goodrich Euzkadi, un trabajo idóneo para llenar el carrete de imágenes e historias, recorriendo el territorio nacional. Y sin duda, los bibliófilos se conmoverán ante el pequeño pero impresionante dibujo, arrancado de una libreta, que Ricardo Martínez hizo para las viñetas de la primera edición de Pedro Páramo, publicada por el Fondo de Cultura Económica en su colección Letras Mexicanas, en 1955.
Mexicodesconocido.com.mx

Luis Carlos Sánchez
Hay documentos, reafirma Alejandro Toledo, que echan por tierra el resurgimiento 
de una leyenda negra: que Juan Rulfo recibió ayuda para escribir Pedro Páramo. El origen del rumor no se conoce a ciencia cierta, pero es posible rastrear textos desde la década de los 70, que ya hablan de la teoría colaborativa en torno a la novela. El murmullo subió de volumen cuando en reiteradas ocasiones se cuestionó a Chumacero, quien se había encargado de recibir el manuscrito de manos de Rulfo en el Fondo de Cultura Económica, sobre su intervención en la versión final y cuando Arreola afirmó en una entrevista concedida a Vicente Leñero, unos meses después de la muerte del jalisciense, que él había ayudado a Rulfo.
Excélsior

Notimex
Su primera obra publicada en forma de libro fue en el Fondo de Cultura Económica (FCE), casa editorial bajo la cual en 1953 apareció El llano en llamas, con 15 cuentos.
Uniradioinforma.com

Fabiola Palapa Quijas

En junio de 1945 Juan Rulfo publicó en la revista América su primer cuento “La vida no es muy seria en sus cosas”, y cuatro años después, en la misma revista, salió a la luz su primera selección fotográfica. Asimismo, entre 1953 y 1955 sus imágenes aparecieron en México en la Cultura ilustrando algunos artículos, al tiempo que el Fondo de Cultura Económica publicaba los cuentos reunidos en El llano en llamas y la novela Pedro Páramo.

La Jornada on line

Agencia Reforma

La cueva de Maxcanú tiene en aquellos alrededores una maravillosa y mística reputación. Llámanla los indios Satun Sat, que significa en español el perdedero, el laberinto o lugar en el que puede uno perderse. John L. Stephens en Viaje a Yucatán [FCE].

TabascoHOY

Juan Carlos Castellanos

Inició su primer periodo como becario (1952-53) del Centro Mexicano de Escritores y el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó El llano en llamas con 15 cuentos, a los que incorporó posteriormente La herencia de Matilde Arcángel, aparecido anteriormente en una revista.

Notimex

Notimex

Inició su primer periodo como becario (1952-53) del Centro Mexicano de Escritores y el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó El llano en llamas con 15 cuentos, a los que incorporó posteriormente La herencia de Matilde Arcángel, aparecido anteriormente en una revista.

La Jornada Aguascalientes

Notimex

Inició su primer periodo como becario (1952-53) del Centro Mexicano de Escritores y el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó El llano en llamas con 15 cuentos, a los que incorporó posteriormente La herencia de Matilde Arcángel, aparecido anteriormente en una revista.

El Financiero en línea

Notimex

Inició su primer periodo como becario (1952-53) del Centro Mexicano de Escritores y el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó El llano en llamas con 15 cuentos, a los que incorporó posteriormente La herencia de Matilde Arcángel, aparecido anteriormente en una revista.

La Jornada on line

Notimex

Inició su primer periodo como becario (1952-53) del Centro Mexicano de Escritores y el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó El llano en llamas con 15 cuentos, a los que incorporó posteriormente La herencia de Matilde Arcángel, aparecido anteriormente en una revista.

El Informador

Notimex

Inició su primer periodo como becario (1952-53) del Centro Mexicano de Escritores y el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó El llano en llamas con 15 cuentos, a los que incorporó posteriormente La herencia de Matilde Arcángel, aparecido anteriormente en una revista.

Vanguardia

Notimex

Inició su primer periodo como becario (1952-53) del Centro Mexicano de Escritores y el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó El llano en llamas con 15 cuentos, a los que incorporó posteriormente La herencia de Matilde Arcángel, aparecido anteriormente en una revista.

Mundo Hispano de KSL

Juan Carlos Castellanos

Inició su primer periodo como becario (1952-53) del Centro Mexicano de Escritores y el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó El llano en llamas con 15 cuentos, a los que incorporó posteriormente La herencia de Matilde Arcángel, aparecido anteriormente en una revista.

Notimex

Notimex

Inició su primer periodo como becario (1952-53) del Centro Mexicano de Escritores y el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó El llano en llamas con 15 cuentos, a los que incorporó posteriormente La herencia de Matilde Arcángel, aparecido anteriormente en una revista.

En el Show

OTRAS OBRAS DEL AUTOR

TRAGEDIAS III
EURIPIDES

EL DIOS DE CADA UNO
MORA FRANCISCO

DICCIONARIO HARVARD DE MUSICA
RANDEL MICHAEL DON

DERECHO SINDICAL
AJEDA AVILES

MEDIACION Y SOLUCION DE CONFLICTOS
SOLETO MUÑOZ